TOMÓ VENGANZA PUMAS SOBRE AMÉRICA

MariLuz Medina/ Fotos: Cortesía Mónica de Martínez/Pase Filtrado/Carson, C.A.-Un golazo de Rogeiro al minuto 59' fue suficiente para el triunfo de los Pumas de la UNAM, ante el América en partido amistoso jugado e el Dignity Health Sports Park, dentro del "Tour Águila", que recorre el equipo por diferentes ciudad de Estados Unidos, cuando hay Fecha FiFA.

Ante un pletórico estadio, revestido de amarillo, las águilas se presentaron vistiendo uniforme inspirado en la ciudad de Los Ángeles, el cual presentaron en sus redes antes del encuentro contra Pumas.

Si bien, el llamado clásico capitalino se realizo hace unos días en el Torneo de la Liga MX, con triunfo para el América, este encuentro fue revancha para los Pumas, pues esta claro que entre ellos no puede haber nada de "amistoso". Este encuentro en Carson, los Pumas fueron mejores y el triunfo fue justo, aunque "las águilas" tuvieron opciones de gol pero fallaron.

Mas allá de lo que fue el partido, que sirvió a los dos equipos para mantener el ritmo, ante el parón en el torneo, se vivió una gran noche en el Dignity Health Sports Park, pues los mas de 25 aficionados que llenaron el estadio, fueron todo un espectáculo con sus mantas, banderas, canticos y bengalas, no les importo que su equipo perdiera, simplemente disfrutaron de verlos jugar y hacer sentir su incondicional apoyo al cuadro mas ganador del balompíe mexicano. 

Durante el encuentro solamente escuchamos canticos y el "Goya" de los Pumas. Antes del partido se entrego un reconocimiento a Antonio Alvez "zague" por parte de la directiva del America y seguidores del equipo.

Al final de encuentro, las autoridades pidieron el abandono de los fans del America en primera instancia y cuando ellos dejaron el estadio, los de Pumas lo hicieron, todo de manera ordenada y sin contratiempos, por cierto este evento masivo en el DHSP, fue el primero que por requerimientos de la ciudad de Los Ángeles cada aficionado mostro su tarjeta de vacunación o prueba de Covid negativa y el uso de cubrebocas.

Definitivamente lo mejor de este clásico capitalino fue la pasión y alegría de la afición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *