DIRECTOR DEL PEDRÁTICO ACOSÓ SEXUALMENTE A TRABAJADORA: PDHG

Carlos García/León, Gto.- El director del Hospital de Especialidades Pediátrico de León, Raúl Rojas Hernández, incurrió en acoso sexual y laboral contra una trabajadora, determinó la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHG), quien recomendó al secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, inicie un proceso de responsabilidad administrativa contra el doctor.

La administradora del Hospital, María Esther Barrón Durán, también incurrió en acoso laboral, quedó asentado en el expediente número 207/20-A-I, donde el ombudsman, Vicente Esqueda Méndez, emitió cuatro recomendaciones al titular de la Secretaría de Salud.

El titular de la PDHG solicitó al secretario de Salud que reparen el daño causado a la víctima, brindando atención médica, psicosocial y cualquier otra atención especializada.

“La persona que funja como director o directora del Hospital de Especialidades Pediátrico de León, deberá ofrecer una disculpa a la quejosa por la violación de sus derechos humanos, ante la mayor parte del personal que labora dicho hospital”, recomendó Vicente Esqueda.

También se deberá instaurar un procedimiento administrativo disciplinario contra Raúl Rojas Hernández y María Esther Barrón Durán.

“Se deberá notificar a esta Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato la resolución que recaiga a cada uno de los procedimientos”, señala la recomendación.

Por último, deben entregar el “Protocolo para Prevenir y Atender la Violencia Laboral, el Acoso y el Hostigamiento Sexual en la Administración Pública del Estado de Guanajuato” a todos los trabajadores del hospital.

En la queja presentada, el año pasado, la trabajadora del hospital denunció que el director y la administradora la acosaban laboralmente y que fue “hostigada sexualmente por su superior jerárquico, el director de nombre Raúl Rojas Hernández, a quien le atribuyó comentarios y comportamientos que atentaron contra su dignidad como mujer”, señala el expediente.

La quejosa presentó como prueba impresiones de mensajes donde el director se dirige a ella como: “amor, mamacita, berrinchuda, sabes que te quiero”, entre otras frases.

“El director aceptó utilizar este tipo de lenguaje, pero señaló que lo hacía con respeto y para fortalecer el clima laboral; sin embargo, no se puede pretender mejorar el clima laboral con expresiones sexistas que atentan contra la dignidad de las mujeres”, determinó la PDHG.

El director realizaba expresiones verbales de que tenía ganas de “darles unas nalgadas” y otras como “lástima del culito tan sabroso”, ventiló un testigo.

El secretario de Salud tiene cinco días hábiles para aceptar o no las recomendaciones y 15 días para entregar pruebas que acrediten su cumplimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *