EXIGEN JUSTICIA PARA FALLECIDOS Y EX TRABAJADORES DE SAPAL

Carlos García/León, Gto.-  El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) pagó un millón 256 mil pesos más IVA al abogado -candidato a síndico de Movimiento Ciudadano-, Juan Carlos Peña García, para que litigue contra las familias de los 5 trabajadores que murieron intoxicados en el Módulo de Desbaste de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y evitar indemnizarlos.

Familiares de los empleados de SAPAL, que murieron el 13 de noviembre del 2020, se sumaron a la lucha de los trabajadores que fueron despedidos cuando el organismo operador retiró a Ecosys la concesión para el manejo de la planta tratadora.

En el marco del Día del Trabajo, realizaron una manifestación a fuera de la presidencia municipal de León, donde mostraron pancartas con frases como: “No negar a los trabajadores el pago de indemnización es tarea de todos”, “exigimos al municipio y a SAPAL nuestra liquidación” y “somos trabajadores despedidos sin liquidación”.

Los familiares y los voceros de los trabajadores despedidos coincidieron en que sus movimientos están ligados porque si SAPAL hubiera recontratado a los cerca de cien trabajadores de la planta de tratamiento, se pudo evitar la muerte de los 5 empleados a quienes no se les dotó de una capacitación adecuada, ni del equipo necesario.

Foto: Carlos García.

 

La noche del 13 de noviembre del 2020, Víctor Ricardo Briseño, José Salvador Afanador Martínez, Alberto de Jesús Silva Zúñiga, Omar Ignacio Martínez Flores y Juan Antonio Méndez Rivera murieron intoxicados por una fuga de ácido sulfhídrico.

El presidente del Consejo de SAPAL, Jorge Ramírez Hernández; el director del organismo, Enrique de Haro Maldonado; y el propio alcalde panista de León, Héctor López Santillana, se han negado a indemnizar a las familias de los fallecidos.

Los directivos de SAPAL ofrecen entre 30 mil y 150 mil pesos, montos que la ley contempla en caso de un despido injustificado.

Para atender la denuncia penal por homicidio culposo y para defenderse de la demanda Civil, el SAPAL contrató a despachos de abogados.

Para el juicio civil emprendido por la muerte de Víctor Ricardo Briseño Rangel, el SAPAL prefirió pagar 1.2 millones de pesos a Juan Carlos Peña, en lugar de erogar indemnizaciones justas, recriminó Ricardo Briseño, padre de Víctor.

Esta situación solo muestra la indolencia e insensibilidad de los directivos de SAPAL, comentó el abogado de las víctimas, Gustavo Lozano.

“SAPAL no tiene problemas de dinero, está en posición de indemnizar, pero no quiere aceptar que es responsable, porque asumir la responsabilidad es aceptar que hay una mala gestión del saneamiento del agua”, dijo.

Agregó que en el caso de la denuncia penal, la Fiscalía General del Estado (SAPAL) tiene como único imputado al encargado de la planta de tratamiento, Edgar Armando Correa Reyes, quien es defendido por un prestigiado abogado penalista.

Por la muerte de los trabajadores tienen responsabilidad penal, el presidente de SAPAL, el director y los integrantes del Consejo Directivo, por no hacer una transición adecuada cuando no renovaron la concesión a Ecosys y por contratar a trabajadores no capacitados, señaló.

Gustavo Lozano resaltó que el presidente del Consejo de SAPAL mintió en el juicio civil al negar que conoce la planta de tratamiento, pero los medios de comunicación documentaron el recorrido que hizo el funcionario cuando tomaron el control de las instalaciones.

Foto: Carlos García.

Adelantó que pondrán una denuncia penal contra Jorge Ramírez por falsas declaraciones ante una autoridad judicial.

“Estamos hasta el copete de que SAPAL mienta sistemáticamente en los procesos legales”, externó.

El 22 de septiembre del 2020, el SAPAL comenzó a operar la planta porque no renovó la concesión a ECOSYS III.

Los directivos del organismo, avalados por el alcalde, tomaron esta decisión porque ECOSYS reconoció que la planta de tratamiento tenía fallas por recibir “aguas residuales de calidades diferentes a las acordadas” por parte de la industria curtidora.

El equipo mecánico, eléctrico y de procesos de tratamiento fue dañado por basura, recortes de cuero, sales, sulfuros, amoniaco, cromo, cal, pelambres y grasas, denunció ECOSYS, en agosto del año pasado.

Cabe destacar que el Consejo Directivo de SAPAL siempre es integrado por empresarios, principalmente del ramo de la construcción y del sector cuero-calzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *