CONCRETAN CHINA Y ESTADOS UNIDOS REUNIÓN DIPLOMÁTICA

ENCUENTRO CON GOROSITO…

Hace unos días  se reunieron en Anchorage- Alaska (EE.UU), delegaciones de altos funcionarios de Estados Unidos de América y la República Popular China. La delegación estadounidense fue liderada por el Secretario de Estado Anthony Blinken y el Asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

Mientras que la delegación de la República Popular China fue encabezada por el miembro del Comité Central del Buró Político del Partido Comunista de China y Director de la Oficina de la Comisión Central de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi y el Consejero de Estado y Canciller, Wang Yi.

Las delegaciones conformadas por lo más representativo de la diplomacia de ambos países, tuvo muy poco de “diplomática” y no es un juego de palabras, con la trascripción de algunas intervenciones de ambas delegaciones, usted podrá darse cuenta que la “guerra fría”, está más caliente que nunca.

En la apertura el Secretario de Estado, Anthony Blinken de la Unión Americana, anunció que “discutirá” nuestras preocupaciones más serias con las acciones que toma China, incluyendo en Xinjiang, Hong Kong, Taiwán, los ataque cibernéticos contra Estados Unidos y la coerción económica perpetrada contra nuestros aliados.

La relación de Estados Unidos con China será competitiva donde debería ser, colaborativa donde pueda ser, contradictoria donde deba ser. Nuestras discusiones abarcarán diferentes temas. Nuestra intención es ser directos sobre nuestras preocupaciones, directos sobre nuestras prioridades con el objetivo de crear una relación mucho más clara entre nuestros países para el futuro.

Dejaremos muy en claro que nuestra principal prioridad como país (Estados Unidos), es asegurar que nuestro enfoque en el mundo y nuestro enfoque hacia China, será benéfico para el pueblo estadounidense y proteja los intereses de nuestros aliados y socios.

La contraparte de China replicó: “Estados Unidos tiene su estilo, democracia al estilo de Estados Unidos y China tiene la democracia al estilo chino. Xinjiang, Tibet y Taiwán son parte “inalienable” del territorio de China.

No creo que la absoluta mayoría de los países del mundo reconozcan los valores universales reivindicados por Estados Unidos, ni reconozcan que las reglas dictadas por un pequeño número de personas en el mundo, sirvan de base para el orden internacional”.

La forma en que China ve la relación con Estados Unidos es como lo ha dicho el presidente Xi Jinping, es decir, esperamos no ver ningún tipo de confrontación, conflicto, respeto mutuo y cooperación en beneficio mutuo con los Estados Unidos. Cuando hablaron por teléfono en vísperas del Año Nuevo Lunar chino, el presidente Xi Jinping y el presidente Joe Biden, se habló de la importancia de no tener ningún conflicto o confrontación entre nuestros países.

Así que, a nuestro nivel, creo que es vital que hagamos todo lo posible para hacer un seguimiento e implementar plena y fielmente los acuerdos alcanzados entre nuestros dos presidentes y hacer retornar la relación China- Estados Unidos por la senda de un crecimiento sólido y constante.

Yang dijo: entre nuestros dos países hemos tenido enfrentamientos en el pasado y el resultado no le sirvió bien a Estados Unidos. ¿Qué ganó Estados Unidos en ese enfrentamiento? Estados Unidos inicia guerras, mientras China promueve la paz. Estados Unidos debería dejar de promover su propio liderazgo sobre el resto del mundo y centrarse en su propio historial de derechos humanos.

Las cosas están cambiando, si alguien no lo quiere ver, China se presentó en la gélida Anchorage con mayor confianza en sí misma, desafiando a Estados Unidos y promoviendo su propia visión y política de cooperación internacional. Como dijo en una oportunidad Xi Jinping: “El Este está surgiendo y el Oeste está declinando”. No hay dudas que la relación que ya estaba fracturada desde la Administración Trump, seguirá igual, al menos por ahora.

Tampoco fue muy “diplomática” la forma como el Secretario de Estado, Blinken, dijo: “Lo que he oído es muy diferente a lo que ustedes cuentan”, refiriéndose a que se había entrevistado en estos dos meses en el cargo con cien líderes mundiales y recordó una frase de Joe Biden, cuando era vicepresidente de Barack Obama: ¡Nunca es bueno apostar contra los Estados Unidos!

¡Hasta el próximo encuentro…!

                                                            Dr.(c).Washington Daniel Gorosito Pérez

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *