EL 37% DE LOS MAESTROS SON ADULTOS MAYORES: SNTE

Milagros Tadeo/León, Gto.- En Guanajuato alrededor del 37% de los trabajadores de la educación son adultos mayores o personas con alguna comorbilidad; situación que representa un riesgo en dado caso de que la Secretaría de Educación del Estado decida que los alumnos regresen a clases de manera presencial en el mes de agosto.

Así lo señaló la secretaria general de la Sección 13 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Adriana Sánchez Lira Flores, al referir que el retorno a clases debe darse hasta que Guanajuato logre llegar al color “verde” dentro del “Semáforo Estatal de Reactivación Económica” y que el personal educativo esté vacunado para reducir el riesgo de contagio y muertes por COVID.

“Tenemos una cifra del Instituto de Seguridad Social que es el ISSSTE, ellos nos indican una cifra de 37 por ciento de los trabajadores que están en Guanajuato que tienen una vulnerabilidad y a esa cifra hay que sumarle las compañeras que están embarazadas”, externó.

En este sentido, manifestó que a principios de enero, la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) reportaba  149 muertes de docentes y personal de apoyo a causa de la COVID-19, pero esta cifra ha aumentado pues al día de hoy, ya suman 337 casos, de los cuales 220 corresponden a personal activo y  117  a personas que ya estaban jubiladas.

Añadió que aunque es importante que los niños regresen a las aulas para que dejen el encierro dijo que se debe ponderar el tema de “salud”, más allá de otras cuestiones.

“Escuelas particulares han manifestado su necesidad de regresar a clases presenciales por la deserción que tienen de alumnos y por la baja que han tenido en sus colegiaturas. Yo entiendo que, desde ese punto de vista, además de dar el servicio educativo, son una empresa y negocio que necesita ingresos y dependen muchos trabajadores”, subrayó.

“Me parece muy importante el interés superior de la niñez en atención a la educación, pero yo creo que el interés superior que nos debe mover a todos es la vida, pero hasta que se tengan las condiciones necesarias”, agregó.

La líder de la sección 13 del SNTE consideró que las autoridades estatales tienen  que  evaluar muchos aspectos antes de regresar a las clases presenciales y señaló que es necesario esperar algunos meses para ver el comportamiento de los casos y muertes por COVID-19, para poder determinar sí es viable el poder retornar a las aulas en el mes de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *