DESTACAN ESTUDIANTES DE ESCUELA DE ARTES VISUALES

Kuali/León, Gto.-Sandra Laura Flores Trejo forma parte de la comunidad ESAV como estudiante del primer semestre de la licenciatura en Artes Visuales y su desarrollo ya está dando frutos a nivel estatal.

La alumna de la Escuela de Artes Visuales Antonio Segoviano fue seleccionada por el Programa de Apoyo a las Artes Visuales convocado por el Instituto Estatal de la Cultura en colaboración con la Secretaría de Cultura, para artistas visuales y gestores culturales; integrando un grupo de 33 proyectos enmarcados en la temática de la contingencia actual.

La participación de Sandra, y sus ocho compañeros de licenciatura, fue alentada dentro de su clase de Técnicas auxiliares de computación a cargo del maestro Francisco Rangel, quien decidió dar un valor para la calificación final a través de la participación dentro de la convocatoria mencionada, impulsando con ello el interés y la generación de diversas propuestas visuales.

“Como artistas en formación, los profesores siempre nos recalcan que hay que estar en búsqueda de proyectos dentro de las artes visuales, meter convocatorias, buscar espacios. A veces pienso que no nos creemos que tenemos la capacidad, y no empezamos a proyectar o visualizarlo, es importante iniciar una trayectoria y el empuje de los profesores es muy importante; era por una calificación pero logramos sacar proyectos que pueden ser elegidos”.

El proyecto de Sandra, que formará parte de una exposición que se exhibirá en el Museo Casa Diego Rivera de diciembre de 2020 a enero de 2021, consiste en una pieza de grabado realizada a través del linóleo, técnica de estampación en relieve también llamado linograbado, mismo que aprendería durante un diplomado cursado en la propia ESAV; y aunque debido a la pandemia no logró aprender toda la técnica presencialmente, su profesora Gloria Sacramento, fue un apoyo y guía constante para lograr terminar su placa y realizar su impresión manual desde casa.

“La idea es sobre estos altibajos emocionales que en lo personal he tenido y sentido a raíz del encierro; trabajé la imagen que es un grito, basándome en un grabado muy conocido que se llama Libertad de expresión del mexicano Adolfo Mexiac. Mi idea fue una plástica tradicional fusionándola con cómo hemos vivido esta contingencia detrás de una computadora y de la tecnología: tomé un rostro masculino gritando, lo que para mí expresa la ansiedad y el encierro, y lo rodean líneas que relacioné con un sistema digital del que ahora estamos conectados la mayor parte del tiempo y cómo nos vamos desgastando física, psicológica y emocionalmente. Así es como yo lo plasmé”.

Sandra agradece los ánimos, el apoyo y el empuje por parte de profesoras y profesores e institucionalmente por parte de la ESAV para involucrarse en un contexto profesional aun cuando sea el inicio de su formación académica; lo que la llevó a participar por primera vez en la convocatoria estatal de la que resultó elegida, demostrando la calidad e innovación de propuestas surgidas a través del trabajo de alumnos y alumnas de la Escuela de Artes Visuales.

“No pensé que mi primer semestre de licenciatura fuera así, pero lo estamos terminando y surgió algo muy chido, y qué padre que existan estos espacios para apoyarnos… La mayoría de mis compañeros son muy jóvenes y en este caso los noté motivados y animados a que vean que sí tenemos alcance con nuestros proyectos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *