RECOLECTA SONDA JAPONSEA “POLVO ESTELAR”

Afp/Tokio. Una sonda japonesa regresó este domingo de madrugada (hora de Australia) a la Tierra, llevando de regreso a casa muestras de un lejano asteroide.

Los científicos esperan que esas muestras, apenas 0.1 gramos de "polvo estelar", puedan ayudar a desentrañar los misterios del origen de la vida y de la formación del universo.

La entrada en la atmósfera terrestre de la pequeña cápsula fue espectacular, trazando un limpio arco en la noche que pudo ser recogido por las cámaras en Australia, donde aterrizó en una zona aislada.

La sonda, que se soltó de la nave espacial japonesa Hayabusa-2, entró en la atmósfera hacia las 02:30, hora de Japón (17:30 GMT), como una bola de fuego.

"Seis años después, por fin vuelve a la Tierra", narró un responsable del programa espacial japonés en directo, mientras otros saltaban y festejaban emocionados en la sala de control.

Del tamaño de un refrigerador, la cápsula se separó del Hayabusa-2 a una distancia de 220 mil kilómetros del planeta.

Aterrizó en el remoto desierto del sur de Australia, en un área de unos 100 km2. El aparato lleva indicadores que permitirán su localización rápidamente.

Las muestras del asteroide Ryugu (que evoluciona a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra) fueron atrapadas durante dos fases cruciales de la misión del Hayabusa-2, el año pasado.

Por un lado la sonda pudo recoger polvo de la superficie, y posteriormente material del interior de Ryugu que fue capturado al dispararle un proyectil.

Los científicos creen que este material no ha cambiado desde la formación del universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *