CIERRAN PASO AL MAÍZ TRANSGÉNICO

La Jornada/Ciudad de México.- Desde la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se continuará impulsando el cultivo de maíz nativo y se mantiene el rechazo a los granos transgénicos, productos que se presentan como una falsa salida ante la seguridad alimentaria, sostuvo María Luisa Albores, titular de la dependencia.

En un seminario virtual organizado por la Semarnat en el contexto del Día Nacional del Maíz, Elena Alvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a esta institución hacer un proyecto para estudiar alternativas al glifosato, asociado al cultivo de transgénicos, y en cuatro años prescindir de ése, ya que se ha demostrado que ocasiona daños a la salud.

Se refirió a que hay precariedad alimentaria y mala salud en la población, derivada de una agricultura industrializada, que da como resultado alimentos tóxicos, mientras que los alimentos sanos se pueden producir en las milpas.

Refirió que en un estudio de alimentos de maíz, incluidas las tortillas, se encontró la presencia de transgénicos en 82 por ciento de las muestras y glifosato en 27 por ciento.

En relación con los impactos a la salud del glifosato dijo que se encontró en fluidos humanos, en niños de Autlán y Poncitlán, Jalisco, con niveles altos. Esto ya indica los efectos en la salud y fortalece desde la perspectiva ambiental la necesidad de remediar.

Albores en su intervención explicó que se seguirá la instrucción presidencial de evitar los transgénicos en el campo, asegurar la bioseguridad y ante las amenazas de la agricultura industrial, creemos en la agroecología que se impulsará desde la Semarnat.

Agregó que el maíz nos domesticó a los mexicanos e hizo un llamado a la acción para defender los cultivos originarios. Explicó que la agroecología es el rescate de la siembra sin el uso de agrotóxicos.

Por su parte, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, dijo que se acude al llamado a la acción, para consumir una buena tortilla.

Falta hacer resonancia para lograr la transformación de la pobre alimentación y en esta celebración recordó que el artista Francisco Toledo fue defensor del maíz.

Dijo que en febrero próximo se celebrará la apertura de Cencalli (familia en náhuatl), que será la casa del maíz y la cultura alimentaria, en Los Pinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *