TRABAJA UG Y CINVESTAV EN VACUNA CONTRA EL COVID-19

Carlos García/Irapuato, Gto.- En el laboratorio de Biotecnología Alimentaria y Agrícola de la Universidad de Guanajuato (UG) trabajan para crear una vacuna contra el Coronavirus (SARS-CoV-2), informó la doctora María Cristina Del Rincón Castro.

En el desarrollo de la vacuna también participan el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), unidades Irapuato y Zacatenco, detalló.

“Vimos la oportunidad de colaborar porque tenemos treinta años haciendo investigación con unos virus que no son virus de humanos, son virus que se reproducen en los insectos, llamados baculovirus, los cuales son inocuos para el hombre porque solamente son capaces de replicarse en las células de los insectos”, comentó la investigadora.

Agregó que con la baculovirus se han creado vacunas para el VIH-SIDA, contra la influenza y contra el virus del papiloma humano (VPH).

“El proceso para la elaboración de una vacuna consta de tres etapas: investigación, manufacturación y la etapa de producción a gran escala. Por lo que la participación que se realiza desde la UG concierne a la etapa de investigación”, explicó.

La Universidad de California -en San Diego- envió a la Universidad de Guanajuato el gen que codifica para una de las proteínas más importantes del nuevo coronavirus, reveló Del Rincón Castro.

“Tenemos que pasar ese gen al sistema de baculovirus, tenemos la ventaja que en ningún momento estamos trabajando con el virus completo, solamente con la proteína ´S y lo estamos metiendo al DNA de un baculovirus cuya inocuidad para el humano, tiene más de cincuenta años demostrada y comprobada”, argumentó.

Añadió que en este momento están en la etapa de purificación del baculovirus recombinante y cuando este purificada la “S” iniciarán a producirla para formar anticuerpos en mamíferos.

“Se trabaja a marchas forzadas en la búsqueda de resultados, sin embargo, en el proceso de una vacuna hay etapas que no se pueden saltar, pues una vacuna mal elaborada puede resultar más peligrosa que el propio virus, por ello resulta importante hacer todas las pruebas de validación, por lo que el tiempo mínimo se estima en 18 meses”, refirió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *