PADECE DE OJO SECO 63.8% DE LOS JÓVENES MEXICANOS

La Jornada/Ciudad de México.-Más de la mitad de la población joven del país (63.8 por ciento) padece el ojo seco, enfermedad ocular en la que el ojo pierde sensibilidad y surgen problemas de visión. Además, este tipo de afección se presenta se manera más común en mujeres que en hombres y puede manifestarse en mayor proporción en personas con enfermedades como diabetes, hipertensión, artritis y lupus eritematoso, o en quienes se exponen a químicos o sufren alergias.

Óscar Antonio Ramos Montes, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, dijo que a nivel mundial la prevalencia de esta afección ocular es de hasta 70 por ciento en jóvenes y adultos.

Citó que entre las posibles causas que originan está afección y la proliferación de ácaros está el permanecer periodos prolongados frente a un monitor o pantallas de dispositivos móviles, el uso excesivo de aire acondicionado, así como el maquillaje en pestañas y su higiene inadecuada.

El también jefe de la carrera de Optometría de la entidad universitaria recomendó utilizar los dispositivos electrónicos a más de 40 centímetros de distancia de los ojos, en sitios iluminados y con buena ventilación; tomar periodos de 20 minutos de descanso tras una hora de uso; observar hacia un punto en la lejanía; parpadear constantemente y estar al pendiente de molestias oculares como comezón, visión borrosa y lagañas.

A través de un comunicado, el especialista señaló que las lágrimas son necesarias para humectar los ojos y eliminar partículas extrañas, y padecer ojo seco daña la córnea, la conjuntiva, los folículos pilosos de las pestañas y el movimiento de los párpados. De no atenderse, podría ocasionar incomodidad constante, carnosidades y opacidad en ese órgano, alertó.

Informó que en el Centro de Diagnóstico que tiene la FES Iztacala, los especialistas de la UNAM aplican técnicas de laboratorio para identificar alteraciones alérgicas y bacterianas en los ojos, atendiendo a cerca de cuatro mil pacientes al año, y unos dos mil más en jornadas de detección de ojo seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *