ENTIERRAN A RHONITA Y A SUS CUATRO HIJOS

Lucía Calderón/Notimex/Chihuahua.- El clima lluvioso y frío acompaña a las familias de la comunidad LeBarón mientras entierran los restos calcinados de una joven madre y sus cuatro pequeños, quienes fueron víctimas de un ataque perpetrado el pasado lunes en la frontera entre Sonora y Chihuahua.

El traslado de los restos que partieron de La Mora y tuvieron como destino final la colonia LeBarón en Galeana, Chihuahua, duró un total de seis horas.

En el destino ya aguardaban los familiares y amigos de las víctimas, quienes acudieron a dar el último adiós; el padre de Rhonita, Adrián LeBarón, fue el encargado de dirigir los servicios funerarios de su hija y nietos.

Niños y niñas de la comunidad rodearon los ataúdes de Cristal y Howard Jr y pusieron encima de ellos algunas cartas de despedida; la madre asesinada fue enterrada en la mismo féretro que sus pequeños que nacieron el 13 de marzo.

El suegro de Rhonita, Kenny Miller, tomó la palabra para hablar de lo sucedido a su nuera y nietos, y hubo momentos en los que la voz se le quebró.

Después, le dio la palabra a Adrián LeBarón, quien recordó cuando Howard fue a pedir la mano de su hija. Asimismo, aclaró que la funeraria no realizó ningún trámite y que toda la ceremonia fue organizada por la comunidad.

En la breve ceremonia una amiga de la familia tomó la palabra e hizo referencia al Himno Nacional Mexicano para explicar la situación que está viviendo la comunidad mormona en los estados de Chihuahua y Sonora.

Cuando comenzaron a hacer la inhumación de los restos los asistentes procedieron a entonar cánticos religiosos.

“Que esa mujer y esos niños sean la voz de los que no han tenido”, dijo Miller, quien puntualizó que “es muy triste que aquellos que no se quedan callados son atacados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *