PROPONEN IMPUESTO DE 200 MIL PESOS AL IMPACTO URBANO

Carlos García/San Miguel de Allende, Gto.- El Ayuntamiento de San Miguel de Allende solicitará al Congreso autorice la creación de un impuesto al Impacto Urbano de hasta 200 mil pesos para “regular el crecimiento voraz” de grandes desarrollos inmobiliarios, informó el alcalde panista, Luis Alberto Villarreal García.

En la iniciativa de Ley de Ingresos para el 2020, que será propuesta al Congreso para su aprobación, no se contemplan incrementos al predial, ni al costo de los servicios que presta el gobierno local, adelantó el munícipe.

“San Miguel tiene buenas finanzas,  más del 44 por ciento de los recursos que se ejercen son propios, somos el municipio que más recursos propios tiene en el estado de Guanajuato, proporcionalmente, somos de los cinco municipios con recursos propios de todo el país”, sostuvo.

Sin embargo, adelantó que el impuesto para la primera lotificación de desarrollos de baja densidad  sería de 100 mil pesos y para la alta densidad de 200 mil pesos.

“Que el desarrollador le deje recursos al municipio para que se pueda contrarrestar ese crecimiento con las infraestructuras que se van necesitando cuando crece la ciudad”, comentó Villarreal García.

Recordó que el año pasado el Poder Legislativo rechazó aprobar la creación del impuesto al Impacto Urbano, pero “ya está mejor estudiada, está mejor la propuesta, es más sencilla, hemos hecho el análisis constitucional y es impecable la propuesta, y fiscalmente es justificable”.

El impuesto no será aplicado a los desarrollos de vivienda social, precisó.

Luis Alberto Villarreal García sostuvo que más que un impuesto recaudatorio es una medida para regular el crecimiento inmoderado de grandes desarrollos. Afirmó que su gobierno no ha autorizado nuevos proyectos inmobiliarios.

El crecimiento voraz genera problemas de seguridad, de agua potable, de tráfico, de drenaje, entre otros, los tiene que resolver el Ayuntamiento y los padece la población, señaló.

“No vamos a permitir más fraccionamientos como Capilla de Piedra y Quinta Real”, autorizados ilegalmente por el gobierno priísta (2012-2015), encabezado por el alcalde Mauricio Trejo Pureco, recordó.

En el año 2016, el Observatorio Ciudadano aseguró que la construcción de Capilla de Piedra –que se ve desde el jardín principal- fue ilegal, ilegitima, antiética y daña  la visual de la ciudad. Patrimonio Cultura del Humanidad.

En la administración priísta fue autorizada la división de 5 mil lotes del desarrollo Quinta Real y el proyecto fue clausurado por que carecían de la factibilidad de agua.

El gobierno municipal inició un litigió contra los desarrolladores para cancelar los permisos de cambio de uso de suelo de agrícola a habitacional-comercial, otorgados en el trienio antepasado.

“A la gente le vendieron por anticipado, sin ningún permiso, lo que supone también y lo tipifica el Código Penal para el Estado de Guanajuato como un fraude”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *