EL MARRO ESTÁ DESESPERADO: HUETT

Carlos García/León, Gto.- El Cártel Santa Rosa de Lima, que encabeza José Antonio Yépez “El Marro”, está “desesperado” por la falta de recursos por eso extorsiona a negocios y empresas del municipio de Celaya, sostuvo la comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategias para la Seguridad Ciudadana, Sophia Huett López, quien también aceptó que hay policías municipales coludidos con este grupo criminal.

El cobro de piso a negocios es derivado del congelamiento de cuentas bancarias, del aseguramiento de inmuebles, de la toma de la comunidad de Santa Rosa de Lima –en Villagrán-,  del arresto de criminales y de una disminución en el robo de trenes e hidrocarburos, consideró.

“Es desesperación económica, tienen las cuentas congeladas, tienen una nómina alta para buscar control territorial”, señaló la funcionaria estatal.

Reiteró que las acciones gubernamentales han limitado la operación del Cártel Santa Rosa de Lima por eso llegan “a la expresión más básica del crimen que es la extorsión”.

Sophia Huett aseguró que por cada integrante de Santa Rosa de Lima que es arrestado, hay cuatro del Cártel Jalisco Nueva Generación que son detenidos.

Hay  detenciones de alto impacto en Celaya y en muchos sectores el problema de la extorsión se solucionó,  dijo la funcionaria, sin embargo prometió que pronto regresará la tranquilidad y normalidad a Celaya.

Este municipio  vive asolado por las extorsiones a negocios y por el crimen común que ha cobrado la vida de estudiantes.

A principios de agosto, después de una manifestación de dueños de tortillerías, tres mujeres fueron asesinadas en uno de estos negocios.

También una agencia de automóviles cerró después de que fue atacada a balazos.

Investigan policías.

La comisionada reconoció que hay policías, de municipios aledaños a la comunidad de Santa Rosa de Lima, que trabajan para este grupo criminal.

A través del operativo “Trueno” se busca identificar a los elementos corruptos, revisando sus mensajes telefónicos y sus propiedades, señaló.

“Tiene por objetivo revisar que cada policía esté haciendo lo que le corresponde hacer y despejar cualquier duda que pueda existir sobre su persona, o bien, si está cometiendo alguna conducta ilícita poderla relacionar con alguna investigación que esté en curso”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *