ENCIERRAN A ROBLES EN SANTA MARTHA ACATITLA

La Jornada/Ciudad de México.- La ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga ingresó hoy a las 8.18 de la mañana al Centro de Readaptación Social Femenil de Santa Martha Acatitla, al quedar sujeta a una medida cautelar y vinculada a proceso horas antes.

Robles fue trasladada en una camioneta azul de la Policía Federal desde el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, tras concluir la audiencia inicial, que consumió cerca de 12 horas y terminó pasadas las seis de la mañana del martes.

La ex secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue vinculada a proceso por ejercicio indebido del servicio público, al permitir que se ocasionara un presunto quebranto al erario por 5 mil 73 millones de pesos, cuando estuvo al frente de esas dependencias.

El juez Felipe de Jesús Delgadillo determinó como medida cautelar la prisión preventiva justificada, para evitar una posible fuga.

Meade

El ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, tuvo conocimiento de las anomalías detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) cuando Rosario Robles Berlanga le entregó la titularidad de la dependencia.

Los abogados de Robles dijeron que en el acta de entrega-recepción a Meade, cuando éste asumió la titularidad de la dependencia en 2015, se informó sobre cómo se solventaron algunas observaciones de la ASF y las que estaban pendientes.

Al continuar la audiencia inicial en la que el juez de control Felipe Jesús Delgadillo Padierna determinará si decreta o no la vinculación a proceso contra la ex funcionaria por su presunta responsabilidad en el delito de ejercicio indebido del servicio público, sus abogados presentaron 32 datos de prueba, entre ellos dictámenes periciales, en contabilidad, entrevistas y oficios.

Incluso dijeron que en su momento Robles giró instrucciones a sus subalternos para subsanar anomalías detectadas por la ASF.

La defensa presentó las entrevistas de testigos como Juan Francisco Martínez Lavín, enlace de Sedesol con la ASF, quien según envió nueve oficios a la auditoría y a la propia Robles en la que le informaba del cumplimiento de lo requerido.

Otros testimonios fueron los de Jesús Fernández Hernández, Aldo Pavón Segura y María Eugenia Romero Martínez, esta última secretaría particular de Robles.

Otra prueba presentada por los litigantes fue una entrevista hecha a Robles el pasado 10 de agosto, en la que ella informa de 18 actas y del resolutivo que envió a la ASF, a sus subalternos y al oficial mayor Emilio Zebadúa para que atendieran las observaciones de la auditoría.

El juez desestimó al menos cuatro pruebas, entre ellas dos entrevistas. También se presentaron dictámenes de un perito en documentoscopia y otro en criminalística, pero este último fue desechado.

La ex funcionaria arribó al Reclusorio Sur acompañada por su equipo de abogados encabezado por Julio Hernández Barros en la misma camioneta BMW azul que usó el jueves pasado.

Ahí, Robles declaró: Confío plenamente en la autonomía del Poder Judicial, por eso estoy aquí, como siempre, y como siempre se los he dicho con las faldas bien puestas tomando al toro por los cuernos y dando la cara, aquí estoy.

A pesar de ser acusada por conductas de omisión que habrían causado un daño al erario por más de 5 mil millones 73 mil pesos, el delito está tipificado como no grave, por lo que podría seguir su juicio en libertad y sujeta a medidas cautelares.

La audiencia comenzó pasadas las 18 horas, pero minutos después se declaró un primer receso debido a que el juez Delgadillo Padierna permitió que la defensa entregara nuevas pruebas.

Según ellos desde la mañana de ayer fueron a la sede central de la FGR a entregar los documentos y no se les permitió el acceso. Para poder analizarlos la fiscalía pidió al juez una hora de receso. No sé para qué viene a pedirme permiso a mí si saben que ese es su trabajo. No tienen que pedirme permiso para hacer su trabajo, fue su respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *