PODRÍA DARSE OTRO AUMENTO AL PASAJE, RECONOCE SANTILLANA

Milagros Tadeo/Carolina Esqueda/León, Gto.- A unos cuantos minutos de haber avalado el alza de hasta un 23.8 por ciento a las tarifas del transporte público, el alcalde panista, Héctor López Santillana, no descartó un nuevo incremento derivado de una “catástrofe macroeconímica” y negó que haya prometido en campaña que no autorizaría un aumento al pasaje.

Esto lo declaró durante una rueda de prensa, en que la además dijo que las modificaciones a las tarifas del transporte no es “cheque en blanco” a los transportistas y al afirmar que su gobierno exigirá a los empresarios den un mejor servicio a través de menores tiempos de espera y mayores unidades para evitar el sobrecupo, advirtiendo que de no hacerlo está dispuesto a quitarles las concesiones.

Al ser cuestionado en torno a si los leoneses pueden tener la certeza de que, en 1 o 2 años no se dará un nuevo aumento a la tarifa, dijo que eso depende del gobierno federal y aprovecho para recalcar que él nunca prometió durante campaña, no autorizar un aumento.
“Habrá que preguntárselo al gobierno federal. Hasta donde está contemplado y hasta donde tenemos nosotros la información en estos momentos, porque luego dicen que lo prometo, cuando no prometí nada. Depende mucho de las variables macroeconómicas, lo que queda claro es que es la única modificación, actualización en esta administración, salvo que ocurra una catástrofe macroeconómica ya platicaremos”, añadió.

El presidente municipal insistió en que el aumento es el resultado de la falta de cumplimiento de la promesa de bajar el costo de los combustibles por parte de Andrés Manuel López Obrador, y en este sentido, añadió que el costo político deberá de ser asumido por los panistas y por el mismo gobierno federal.

Al término de la sesión de ayuntamiento en donde la mayoría panista aprobó el aumento de un peso al transporte público, el alcalde Héctor López Santillana ofreció una rueda de prensa para justificarle a la ciudadanía que la medida se tuvo que tomar “debido a la situación macroeconómica del país” e incluso dijo que si ocurriera una catástrofe macroeconómica, tendría que revisar la tarifa de nuevo dentro de este trienio.

“Si hubiera bajado el costo del diésel no estuviéramos hoy aquí reunidos”, dijo el alcalde, quien además admitió que la metodología con la que se revisó la actualización a la tarifa del transporte fue insatisfactoria, por lo que buscarán reformas al reglamento.

El alcalde dijo que con este incremento buscarán también mejoras en el servicio, sobre todo en los tiempos de traslado y la frecuencia de las rutas. Por lo pronto trabajarán en el rediseño del Plan Integral de Movilidad Urbana para actualizar el vigente, que data de 1988. Con la reestructura, que se calcula termine en agosto, podrán determinar los viajes de origen-destino de los usuarios del transporte y con esto rediseñar las rutas para aumentar las frecuencias de las más demandadas y también para eliminar los recorridos negativos que algunas realizan.

Además, en agosto integrarán las primeras mesas de trabajo para reformar el reglamento de movilidad, en los artículos referidos a la discusión de los ajustes tarifarios y la integración de la comisión mixta, donde incluirán a más regidores y a dos integrantes de la Contraloría Social que además sean usuarios del transporte público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *