SOLICITAN DIPUTADOS DEL PAN AUDITARÍA AL GOBIERNO DE ARREDONDO

Carlos García/Guanajuato, Gto.-  Ante el pleno del Congreso, la fracción de diputados del Partido Acción Nacional (PAN), ingresó un punto de acuerdo para que la Auditoría Superior del Estado (ASE), realice una auditaría integral al gobierno panista de Salamanca (2015-2018), del alcalde y ahora sub secretario de Desarrollo Social del Estado, Antonio Arredondo Muñoz, acusado de dejar una “crisis financiera”, tener aviadores, realizar compras fantasmas y por la pérdida de equipo.

Es necesario aclarar si son verdad los “posibles actos de corrupción” denunciados por la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz –emanada de Morena-, sostuvo en tribuna el diputado panista, Juan Antonio Acosta Cano.

Agregó que si la ASE comprueba actos de corrupción debe aplicar todo el peso de la ley contra los presuntos responsables.

“Nuestra obligación como representantes ciudadanos es que se activen todos y cada uno de los instrumentos legales que se tienen”, señaló el diputado.

La propuesta de punto de acuerdo fue turnada a la Comisión de Hacienda y Fiscalización y después de que sea dictaminada será turnada al pleno del Poder Legislativo.

En el proceso de entrega-recepción fue detectada una deuda de 90 millones de pesos con proveedores y de 116 millones de pesos con instituciones bancarias que generaron una “crisis financiera”, denunció la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández.

“Se generaron compromisos que rebasaron por mucho la capacidad financiera del municipio y el tiempo que duró la gestión anterior. Nos han dejado un municipio con crisis financiera, sin recursos para sacar adelante la operatividad”, denunció a finales de noviembre.

El gobierno de Antonio Arredondo tenía 72 burócratas “cobraban su salario sin que existiera evidencia de su trabajo o incluso de su asistencia física en las áreas a las que estaban asignados”, ventiló Hernández Cruz.

“En el año 2016, se adquirieron 269 cámaras fotográficas que costaron alrededor de 600 mil pesos; hay un faltante de 43, pero lo más grave es que el resto se encuentra almacenado, sin uso”, reveló.

“También en el 2016, se adquirieron 30 kits de operación de primer respondiente para patrullas con un costo individual de 5 mil pesos y 239 kits de operación (para los elementos que están a pie tierra), con un costo unitario de 3 mil pesos; por un importe total de casi un millón de pesos. Lo alarmante y delicado es que ninguno de estos kits existe, ni en el inventario, ni en el convenio con el mando único”, ventiló la alcaldesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *