DESPIDEN A “EL CANTI”, FUE ASESINADO POR DEFENDER A UNA MUJER

Manuel García Gallegos/León, Gto.-El leonés Miguel Ángel Ramírez Pérez, conocido como “El Canti”, dejó huérfanos a cuatro hijos, fue asesinado por tratar de impedir que una mujer fuera asaltada en el interior de su vivienda en la colonia Vista Esmeralda.

Este viernes fue sepultado en el panteón de Jardines del Tiempo, fue despedido por su esposa, hijos, familiares y amigos, quienes exigieron que se haga justicia y sea arrestado el asesino.

Miguel Ángel fue asesinado, el miércoles pasado, en la colonia Vista Esmeralda, donde la vivía con su esposa María y sus cuatro hijos;  la mayor es una jovencita de 16 años y el más pequeño, de dos años.

En cuanto Miguel Ángel –de 36 años de edad- recibió el mensaje de su hijo “Angelillo” de lo que pasaba en la casa de la vecina, no lo pensó dos veces y fue a defender a la señora.

Aunque salió acompañado de su perro pitbull, el “Canti” fue vencido por el agresor. El perro mordió en varias ocasiones al asaltante, pero éste logró zafarse y escapó.

En el entierro, la familia y amigos recriminaron la deficiente actuación de la policía municipal.

“Es una injusticia, no tienen perdón las autoridades, de que no hayan hecho nada por atrapar a ese desgraciado, que logró escapar, sin que la policía municipal haya movido un solo elemento para perseguir al sujeto”, recriminaron.

El presunto ladrón se enfrentó con un arma blanca a Miguel Ángel, forcejearon, pero la víctima recibió cinco puñaladas, una de ellas, mortal, porque  penetró en el tórax.

Los que conocieron al “Canti” saben que así era.

“Era buena gente el Canti, un hombre muy querido; no tenía un local, pero se dedicaba a la cerrajería y cada vez que le hablábamos, iba muy acomedido a hacer su trabajo”, comentó una vecina.

Pero no es posible –expresó una vecina que acudió al funeral de su amigo- “que ocurran esas desgracias”.

“Ahí está, el desgraciado que le quitó la vida al Canti, anda prófugo y mientras, los pequeños hijos de él, los más chiquitos que ni saben que fue lo que pasó con su papá, se quedarán ahora sin su padre”, lamentó.

Miguel Ángel Ramírez Pérez, de 36 años de edad, era muy querido en la colonia Vista Esmeralda y en San Juan Bosco, donde antes vivía.

Este viernes, en sentida ceremonia, sus familiares, amigos y conocidos, se despidieron de él en un acto donde su esposa, y su madre, se aferraban al féretro, como no queriendo dejarlo partir.

“Tenemos la declaración de Ángel su hijo y nos refiere que su padre lo mandó a la tienda para comprar hielos y vio a un hombre que estaba sacando cosas de la casa de un vecino, por lo que decidió regresarse y decirle a su padre”, habría dicho Erick Neftalí Sánchez García, Jefe de la Unidad de Trámite Común de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Sin embargo, los vecinos y familiares no están contentos con la labor que hizo hasta ahora la autoridad.

“La policía pudo haber hecho más, pero no, se quedaron pasmados los policías cuando llegaron al lugar y no fueron en busca del asesino”, fue el reclamo reiterado de la familia y de los amigos del “Canti”, que hoy partió a su última morada.

No Comments Yet.

Leave a comment