TU MENSAJE HA SIDO ENVIADO
kuali

CONTÁCTO

Cerrar
Inicio » Cultura » PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2017: EL BRITÁNICO KAZUO ISHIGURO

PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2017: EL BRITÁNICO KAZUO ISHIGURO

  • Array

ENCUENTRO CON GOROSITO

La Academia Sueca ha galardonado al escritor británico de origen japonés, Kazuo Ishiguro, de 62 años con el Premio Nobel de Literatura 2017. La Secretaria de la Academia Sueca externó: “Es un escritor de una gran integridad. No mira hacia un lado, ha desarrollado un universo estético propio”.

El jurado destacó; “sus novelas de gran fuerza emocional han descubierto el abismo bajo nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo”. La literatura de este gradado en literatura inglesa y filosofía por la Universidad de Kent, aborda temas como la memoria, el tiempo y la auto ilusión.

Nació en Nagasaki (Japón) el 8 de noviembre de 1954, una de las ciudades martirizadas por la bomba atómica en 1945. Cuando tenía seis años su familia se trasladó a Surrey, Inglaterra, donde su padre se desempeñó como oceanógrafo en la National Oceanography Center. En 1982 adoptará la ciudadanía británica.

Su primera novela, “Pálida luz de las almas” en 1982, fue recibida con elogios por la crítica, siendo esta su Tesis de un Posgrado de escritura creativa que cursó en la Universidad de East Anglio, posteriormente escribirá siete novelas, además de una serie de libros de relatos y guiones para cine y televisión. Aunque su obra más celebrada es Los restos del día, su tercera novela con la que obtuvo en 1989 el Premio Booker, uno de los más importantes concedido en lengua inglesa.

Éste se le otorga a una novela original escrita en la lengua inglesa, el ganador generalmente tiene asegurada gran fama y reconocimiento a nivel internacional. La adaptación cinematográfica de Lo que queda del día, tiene al extraordinario actor Anthony Hopkins, representando el papel del mayordomo Stevens, acompañado por la brillante Emma Thompson; dos monstruos del “séptimo arte”.

En la obra de Kazuo Ishiguro se reflejan las dos identidades vividas, un mestizaje de “cultura zen y flema británica”. Para el escritor y crítico literario Florent Georgesco, el escritor británico es “el Kubrick de la literatura, inventa un mundo nuevo en cada libro”. Su última novela es “El gigante enterrado” (2015), en la que revisita los temas shakesperianos presentes en todas sus obras: la memoria y el olvido; la confianza y el odio, la venganza y la justicia.

Sus primeras declaraciones al recibir la noticia del otorgamiento del máximo galardón literario fueron un antídoto contra el pesimismo que destilan las noticias. “Vivimos en un mundo muy preocupante, con el auge de los nacionalismos y los populismos”. Reconoció el alborozo repentino que le produjo la noticia: “sólo un loco puede imaginar que un día va a ganar el Nobel”.

“El premio llega en un momento en el que el mundo no tiene ninguna certidumbre sobre sus valores, su liderazgo o su seguridad. Sólo espero que el hecho de recibir este honor sirva, de una manera pequeña, para alentar a las fuerzas de paz y de buena voluntad en estos tiempos”.

“No quiero entrar en política en un momento como este, pero sí quiero destacar la profunda crisis de confianza por la que está pasando el mundo en general. Durante décadas ha existido un consenso sobre lo que es la democracia, pero ese consenso lo hemos perdido. Hay una desconfianza creciente hacia los políticos y las instituciones”.

Kazuo Ishiguro ha compuesto los poemas que conforman a cuatro canciones interpretadas por la solista del jazz estadounidense Stacey Kent, la denominada The Ice Hotel, significó una primera nominación al premio Grammy en la categoría de mejor álbum de jazz. Comparto la letra de dicho tema musical:

THE ICE HOTEL

Vamos usted y yo para el Hotel de Hielo.

El Caribe es todo reservado y está tan bien.

Aunque yo habría sido mucho más agudo, en Barbados y Antigua.

Pero creo que el Ártico nos conviene así que vayamos usted y yo

para el Hotel de Hielo.

 

Hemos construido todo con el hielo que es puro y claro.

Los sofás, el vestíbulo, la araña.

Un termostato garantiza una temperatura constante de menos 5 grados.

¿Qué otro lugar podría servir a nuestras necesidades tan bien?

Vayamos al Hotel de Hielo.

 

Lugares románticos como Verona o París que siempre te llevan por mal camino.

Tendrías que ser un novato y confiar en Venecia y sus canales de ensueño.

¿Y qué de los trópicos, podrían ser muy buenos?

Aunque, mejor usted y yo vayamos para el Hotel de Hielo.

¡Hasta el próximo encuentro…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez

 

 

 

Leave a Comment